logo

Cata



La noción global de calidad de un producto alimenticio presenta un aspecto técnico y otro sensorial.


El primero (aspectos físicos, químicos, bioquímicos ...), pero no es suficiente para determinar la calidad entendida por el consumidor. Para ello es necesario el Análisis Sensorial (un método objetivo de medida que evalúa, mediante metodología rigurosa y normalizada el conjunto de las propiedades organolépticas.


El primero (aspectos físicos, químicos, bioquímicos ...), pero no es suficiente para determinar la calidad entendida por el consumidor. Para ello es necesario el Análisis Sensorial (un método objetivo de medida que evalúa, mediante metodología rigurosa y normalizada el conjunto de las propiedades organolépticas.


El análisis sensorial de un producto es realizado por los catadores, panelistas o jueces del jurado de cata y es un complemento indisociable de los controles de calidad de un producto.




Características Sensoriales

  • Forma y aspecto exterior característico por la tripa utilizada.

  • Color rojo intenso.

  • Consistencia firme.

  • Aroma muy intenso a embutido ahumado y adobado. En el producto cocinado predomina el olor a magro cocido, salazón y especias naturales.

  • Textura hebrosa y jugosa, no homogénea.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR